¿Por qué no puedo darle chocolate a mi perro?

Dog Eating Chocolates From Heart Shaped Box

Ayer fue Pascua de resurrección y, probablemente, recibiste muchos chocolates. Tal vez eres de las que está acostumbrada a que cada vez que estás comiendo algo, y tu lindo perrito te mira con cara de diciendo “estoy aquí”, vas y compartes tu comida como una buena madre. Sin embargo, debes saber que esos adorados chocolates en realidad no causarán ningún bien en tu amigo fiel, y si no logras resistirte a su mirada de “yo quiero” es mejor que te los comas lejos de él.

Un inofensivo chocolatito puede traer graves consecuencias a tu perro. Esta deliciosa golosina que a nosotras sólo se nos acumula en las caderas, en realidad para ellos puede ser un elemento tóxico y venenoso.

Te estarás preguntando ¿por qué? Pasa que el árbol del cacao genera sustancias durante la fotosíntesis, y otros procesos necesarios para su metabolismo. Una de estas sustancias es la teobromina, la que puede llegar a causarle la muerte si es que la intoxicación es alta.

Pero, si esta sustancia es tóxica para el perro ¿por qué no lo es para las personas? La razón es que nuestros metabolismos no funcionan al mismo ritmo.

Mientras que nosotros somos capaces de metabolizar la teobromina en un tiempo más o menos corto, según veterinarios, en los perros puede permanecer hasta 72 horas, acumulándose en los órganos del can.

El peligro del chocolate para el perro dependerá de la pureza del cacao. Pero, para evitar riesgos, lo correcto es mejor no ofrecer chocolate a tu querido amigo.