Cómo cuidar tu ropa: 10 trucos para conservarla como nueva

Hola chicas Chic, hoy traemos para ti una serie de trucos increíbles para poder conservar tu ropa cada vez que la lavas y de este modo pueda lucir como nueva todos los días, estamos seguras de que te van a encantar tanto como a nosotras.

Sabemos que las mujeres nunca estamos conformes con lo que tenemos y siempre queremos más prendas nuevas en nuestro armario, sin embargo, con estos sencillos trucos que te vamos a obsequiar lograras tener un closet siempre impecable y consigue que tus prendas luzcan como el primer día.

Sigue leyendo para saber cómo lograr este gran efecto en tu ropa:

  • Lee bien las etiquetas: no te lances a lo loco a por la plancha o la lavadora sin antes tener claro qué puede hacerse y qué no.
  • Separa al lavar: Trata de lavar en diferentes tandas la ropa negra, la blanca y la de color. Se conservará mucho mejor cada uno de los tonos y evitarás que algo se destiña.
  • Protege bien todo: abrocha los botones, sube las cremalleras, estira las mangas y vacía los bolsillos antes de dejar las prendas en el armario para impedir que se arruguen o deformen.
  • Mantén limpios estantes y cajones: si no puedes hacerlo a menudo, aprovecha los cambios de estación para vaciar todo, aspirar y frotar bien cada uno de los estantes.
  • No dejes las prendas a medio usar de una temporada a otra: porque vas a estar varios meses sin utilizarlas, lávalas y plánchalas antes de guardarlas, se conservarán mucho mejor.
  • Si no es estrictamente necesario, no lo laves: Si no has sudado, no te has manchado o es la primera vez que te la pongas, simplemente déjala aireándose unas horas. Si no lo haces por ayudar al medio ambiente, al menos hazlo por una mejor conservación de tus prendas.
  • Cuidado con los apliques, pailletes o tachuelas: se enganchan con demasiada facilidad por lo que deberás prestar especial atención a qué colocas encima y de qué forma.
  • Da la vuelta a las prendas: no es necesario, pero sí recomendable para prendas con serigrafiadas o estampadas a la hora de lavarlas. El desgaste puede provocar que se pierda parte del dibujo.
  • Elimina las manchas al momento: De este modo se quitará con mayor facilidad que si esperas a que el detergente actúe en exclusiva.