¿Te duermes en el trabajo? ¡Que no te suceda más!

Muchas veces estas sentada en tu escritorio trabajando y te bajan unas ganas de dormir muy grandes, solo quieres tu cama. Ves casi imposible que el sueño se vaya, pero no te preocupes que te daremos algunos consejos para que no te quedes dormido.

Después que almuerzas, la glucosa hace descender en el hipotálamo los niveles de orexina, la proteína que nos tiene alerta.

Cuando esta proteína va a en caída también lo hace nuestra energía y en ese momento es cuando aparece mucho sueño en nosotras y solo deseamos estar en nuestra cama durmiendo.

Para que no te ocurra esto y te mantengas alerta debes alejar de tu comida los alimentos que son ricos en carbohidratos o grasas. De esta manera, estarás alerta y podrás mantener tu ritmo de trabajo casi igual que durante la mañana, prefiere las proteínas a la hora del almuerzo.

Seguramente si sigues nuestras indicaciones y comes lo que te señalamos podrás estar bien, atenta a lo que estás haciendo, ahora si quieres comer una lasaña o unos ricos tallarines con salsa prepárate porque tendrás mucho sueño durante toda la tarde.

Consejos para mantenerte activo en tu jornada laboral:

  • Dormir 8 horas continuas en la noche: Un buen descanso puede lograr mantenerte activo para realizar todas las tareas del día.
  • Agua con limón: Cada mañana al despertar, consume un vaso de agua tibia con jugo de limón, muy efectivo para disminuir el sue;o.
  • Tomar una ducha con agua fría: Es lo mejor para quitarte el sueño y mantenerte despierto durante tu jornada laboral.
  • Come sano: Los cereales, los productos integrales y las verduras son importantes para mantener un hábito alimenticio ideal.
  • Alternativas al café: son de gran ayuda para combatir el sue;o.
  • Ejercicios: Puedes hacer una serie de estiramientos, que son muy recomendados antes de iniciar las actividades del día.
  • Beber abundante agua: Al realizar cualquier tipo de trabajo parado o sentado, estarás expuesto a sufrir deshidratación, que puede afectar la oxigenación de tu cerebro haciéndote sentir cansado.

Sin duda alguna te sugerimos preferir comer proteínas a la hora del almuerzo y asi no te quedaras dormida en el escritorio.