Señales que indican que no quieres dejar de ser una niña mimada

¿Te complicas entera a la hora de tener que pagar cuentas? ¿Sigues viviendo con tus papas por comodidad? Pues bien, es hora de que aceptes que ya eres una mujer hecha y derecha y auto- valente, de lo contrario, te convertirás en la clásica persona adulta que no quiere crecer.

A continuación, te mostraremos señales para que descubras que ahora eres un adulto para que no quedes ante los demás como una Teeneager girls. ¡Mira esta lista!

  • Sigues en plan compartido de telefonía con tus papás.
  • No sabes cómo funciona eso de cotizar y pagar cuentas, siempre te endeudas.
  • Si apenas puedes mantenerte viva, ninguna otra vida podrá depender de ti, por eso no es recomendable tener ninguna planta, ninguna mascota ¡NADA!
  • Cuando te preguntan hacia dónde va tu vida, no sabes que responder ni reaccionar, y te quedas en blanco.
  • Tu pieza luce como si justo hubiese habido un terremoto.
  • La mayoría de tus mensajes tienen abreviaturas o emoticones.
  • Tu idea de cocinar es sacar la pizza del refrigerador y meterla al horno.
  • A veces sientes que todo el mundo avanza y crece menos tú, por lo tanto, terminas alejándote de tus amistades.
  • Sigues viviendo con tus padres y no tienes la más mínima intención de independizarte. Además, le sigues pidiendo plata, porque no sabes cuidar la tuya.
  • Has considerado pasarte por enferma para escapar de las responsabilidades, ya que muchas veces prefieres salir de fiestas y de copa, sin tomar en cuenta las consecuencias del otro día.
  • Sabes que tu metabolismo ha cambiado, pero si se trata de pizza, hamburguesa o cualquier comida rápida, se te olvida por completo cuidar tu salud.

¿Y? ¿Con cuál de estos puntos te identificas más?

No tengas miedo a crecer, de eso se trata la vida y nosotras estamos aquí para orientarte en el proceso, luego que experimentes el asumir tus propias responsabilidades seguro que te va a empezar a gustar la idea de ser autosuficiente en todo.