Mantente en línea con alimentos que son quemadores de grasa naturales

Todas hemos soñado con la idea de comer y adelgazar de inmediato, pero todo no es tan sencillo como parece ya que existen diversos factores que detonan la acumulación de grasa, como la genética y el estrés; sin embargo, existen algunos quemadores de grasa naturales que puedes incorporar a tu dieta y disfrutar de los beneficios.

Si bien es cierto que hay personas que pueden consumir cualquier tipo de alimento y no engordan y hay otras que por más que consuman pocas calorías de igual modo son un poco más rellenitas, esto se debe a que el metabolismo de cada individuo es totalmente diferente, unos suelen ser más rápidos y quemar más calorías con cada actividad de la vida diaria que otras.

El metabolismo hace que el cuerpo convierta los alimentos en energía, por lo que si nuestro metabolismo es más rápido, aumentará nuestra energía y quemaremos más grasas.

Por eso hemos investigado para ti en esta ocasión cuáles son los quemadores de grasa natural que podemos usar para

Primero hemos de saber ¿cómo funcionan estos quemadores de grasa?  Los quemadores de grasa naturales son alimentos y hierbas que estimulan el metabolismo, reducen el apetito y engañan al cuerpo haciéndolo utilizar la grasa almacenada como energía.

Tipos de quemadores de grasa:

  • Lipotrópicos (L- Carnitina, colina e inostol)
  • Termogénicos (efedrina, cafeína y aspirina).

Lista de quemadores de grasas naturales

  • Té verde
  • Ajo
  • Alpiste
  • Alcachofas
  • Cabello de ángel
  • Apio
  • Arándanos
  • Legumbres
  • Bacalao
  • Berenjena
  • Remolacha
  • Brócoli
  • Calabazas
  • Cebollas
  • Champiñones
  • Ciruelas
  • Coliflor
  • Damasco
  • Espárragos
  • Espinacas
  • Frambuesas
  • Frutillas
  • Langosta
  • Lechuga
  • Limones
  • Naranjas
  • Papayas
  • Coles de Bruselas
  • Repollo morado
  • Tomates
  • Zanahorias

 Y por supuesto no olvides lo siguiente:

Duerma, beba té verde, incremente la intensidad de su entrenamiento, no te saltes el desayuno, come frecuentemente cantidades pequeñas:

  • Haz al menos cinco comidas al día que dos o tres
  • Recupera las pesas
  • Bebe al menos 1,5 litros de agua cada día
  • Consume algunas especias picantes
  • Haz 45 minutos de ejercicios ‘cardio’ tres veces por semana
  • Toma una taza de café por las mañanas
  • Evita las dietas hipocalóricas demasiado restrictivas,
  • No te vayas a la cama sin cenar
  • Tomar proteínas por la noche antes de dormir ayuda a mantener estables los niveles de insulina y glucosa durante la noche.

 Y por último pero no menos importante, ríe todo lo que puedas y más. Una carcajada puede tener un largo recorrido. Los científicos creen que diez minutos de risas diarias pueden quemar una buena ración de energía. Otro buen motivo para reírse.