Personas que preferimos evitar

Existen personas que nos encontramos en distintas circunstancias que preferimos evitarlas a toda costa, las llaman gente toxica o absorbente de energía. No todas las personalidades son de carácter fuerte para poder evadir a este tipo de seres humanos, pero sí existen algunos trucos para lograr salir corriendo antes que nos contaminen.

  • El aprovechador: Todos hemos tenido ese amigo que siempre estaba un poco corto de dinero y que felizmente aceptaba una limosna, cuando nuestros amigos están en un punto difícil en sus vidas, no hay motivo para no ayudarlos o para ofrecerles pagar un par de rondas de tragos para que puedan divertirse con el resto del grupo, el problema radica cuando la persona se acostumbrada a que todo se lo den y vive del trabajo de otros.
  • El flojo: Las personas perezosas son como imanes y hacen que otras personas sean igual que ellos, mientras más tiempos pasas cerca de los que no hacen nada, menos sientes la necesidad de hacer algo.
  • La persona que sólo sepa salir a fiestas: Debes usar tu tiempo haciendo algo significativo, con un propósito productivo que aporte a la sociedad.
  • El que dice mucho y hace poco: Aquellos que usan su tiempo hablando y poco tiempo haciendo, los que hablan mucho, no tienen nada más que las palabras vacías que dicen.
  • Los que están siempre deprimidos: No hablo de aquellos que tienen un problema real, sino de aquellos que actúan como si lo tuvieran, todos conocemos a personas que siempre se quejan sobre lo difíciles que son sus vidas y de lo desafortunados que son, eso se llama energía negativa.
  • Los que hablan mal de ti: Que típica es esa “amiga” que te destroza por tu espalda, pero que de frente pone su mejor sonrisa y te elogia hasta tu manera de respirar, frente a aquellas personas un rotundo ¡NEXT!
  • Los que no sueñan: Aquellos que no sueñan, no viven, lo que hace a las personas ser humanas es soñar y esperar que el cambio sea para mejor.
  • Los que no creen en sí mismos: Ellos son los perdedores, los que siempre están ahí pero que no ejercen ninguna influencia sobre el mundo.

¿Te recuerda a alguien estos tipos de personas? Si es así ¡a seguir con la mirada fija y que nadie te robe tu energía y tu tiempo precioso!