Los ejercicios que pueden dañar tus articulaciones

Hola chicas Chic, como sabemos que ustedes que me leen la mayoría son muy atléticas (y aunque no lo sean) este articulo les va a interesar muchísimo ya que deben tener extremo cuidado a la hora de ejercitarse ya que puedes dañar tus articulaciones.

Sabemos que a la hora de querer ponernos bellas lo primero que hacemos es buscar consejos en amigos o en el mismo internet, y aunque esto no quiere decir que este mal o que lo que nos digan leamos este mal siempre hay un punto que no tomamos en cuenta y es que si realizamos un ejercicio mal hecho esto puede dañar severamente nuestras articulaciones.

Debes tener super en cuenta que no hace falta que levantes pesas, corras un maratón entero o practiques algún deporte para poderte lesionar las rodillas, cadera o hasta la columna vertebral. Solo basta con hacer un mal movimiento para que esto suceda.

Algunos de los ejercicios que pueden dañar tus articulaciones son:

  • Sentadillas. A pesar de que es el mejor ejercicio para tonificar las piernas y glúteo, si no alineas correctamente las rodillas, puedes lesionarte las rótulas.
  • Caminadora. Si al ejercitarte en la caminadora utilizas una gran inclinación, puedes lastimarte la parte frontal de la rodilla. Si quieres fortalecer tus piernas, es mejor que hagas extensiones y desplantes.
  • Yoga. En general, todas las posiciones de yoga conllevan un cierto riesgo de lesión, el secreto para que ello no ocurra es jamás exigirle a tu cuerpo más de lo que puede dar. Con el paso de las clases, mejorará tu elasticidad y podrás hacer las posiciones más marcadas.
  • Escaladora. Ya sea que utilices un aparato de gimnasio, o de plano te lances a subir escaleras, debes fortalecer primero los músculos de tus piernas. Al subir escalones dejas la mayoría de tu peso en las rodillas, y aunque en un primer momento no sientas el daño, con el paso del tiempo desgastarás la articulación.
  • Abdominales. Éste es uno de esos ejercicios que casi todos hacemos mal, pues en vez de hacer fuerza con el abdomen, jalas el cuello, inclinando la cabeza hacia el pecho. Este movimiento comprime varias vértebras, sobre todo las cervicales.