Cómo evitar las arrugas prematuras

Padecer de arrugas a temprana edad es lo que menos queremos es por ello que debemos tener Resultado de imagen para arrugas prematurasen cuenta una serie de consejos que nos ayudaran a evitar a toda costa la aparición de estas indeseadas arrugas. Es por ello que Es Chic se dio a la tarea de investigar cómo puedes hacer para tener un rostro siempre juvenil.

Estos tips serán fundamentales para prevenir y combatir las primeras arrugas y de este modo lucir un rostro joven y radiante por mucho más tiempo.

  • Masajea tu rostro: Los músculos de nuestro rostro suelen ponerse rígidos por los efectos de las tensiones diarias ya sea el estrés, exceso de trabajo, preocupaciones, disgustos, entre otros, es por ello que cada noche puedes realizarte un masaje en la cara con suavidad.
  • Haz muecas: Esto te tomara solamente unos minutos, hazlo te hará bien estirar los músculos de la cara y además de sencillo es divertido y te relajara la cara de inmediato.
  • Nútrete con aceites: Las pieles desnutridas son las que más sufren ya que les faltan vitaminas y minerales que podemos encontrar en los aceites, de este mismo modo podemos aprovechar para darnos un masaje fácil y relajarnos completamente.
  • Protégete del sol: Tomar sol es beneficioso para la piel en ciertas horas y en momentos muy cortos, sin embargo, siempre solemos hacer lo contrario por lo que se recomienda protegernos con gorros y protección solar adecuada.
  • Hidrátate: La piel se deshidrata cuando no bebemos suficiente agua en el día, hazlo y empezaras a notar los cambios de inmediato.
  • Cuídate por dentro: La alimentación es fundamental porque de nada vale usar diferentes cosméticos si no nos estamos alimentando bien, también debes reducir los siguientes alimentos para un mejor efecto:
  1. Azúcares y edulcorantes
  2. Fritos y aceites refinados
  3. Harinas refinadas
  4. Aditivos artificiales
  5. Carne roja y embutidos.

Y aumentar el consumo de los siguientes alimentos:

  1. Aceites vegetales de primera presión en frío: oliva, coco, lino, germen de trigo, sésamo.
  2. Frutas y verduras, crudas (ensaladas y jugos) y cocinadas
  3. Cereal integral
  4. Legumbres
  5. Frutos secos y semillas
  6. Carne, pescado y huevo de buena calidad