Dale estilo a tus jeans

Tan cómodos y prácticos, tan combinables y siempre nos sacan de un apuro, los jeans han pasado a ser la prenda más utilizada y la más querida. Por eso con un poco de ingenio, lo podemos transformar en esa prenda que muestre nuestro sello personal.

Cómo crear diferentes estilos para tus jeans

  1. Con un poco de pintura para tela: Se pueden lograr dibujos originales y escrituras con tus grupos favoritos. El jean es una tela que no permite que la pintura se corra y resalta el color por tanto se pueden lograr diseños originales y coloridos.
  2. Apliques de todo tipo: Un toque distinto a los jeans lo dan los apliques como por ejemplo los flecos que se pueden colocar siguiendo las costuras de la parte trasera, laterales o flecos inclinados sobre la parte delantera (para la cual te conviene utilizar un pequeño cinturón que arranque en un lateral y termine enganchado del bolsillo contrario).
  3. Las tachas y botones: Si no te gustan demasiado los bordados se pueden hacer diseños muy originales a partir de tachas o botones pequeños de colores. Los lugares donde más se pueden destacar son los laterales siguiendo las costuras, sobre los muslos o en la terminación final del jeans donde puedes obtener un efecto muy personal si le agregas alguna tela tipo encaje o abres un poco la costura dejando separados unos 15 cm a modo de tajo.
  4. Encaje cuero, tela, estampada: Otra manera de hacer apliques es con diferentes telas que van a brindar una textura contrastante a la del jeans dando un efecto visual muy agradable. El encaje da un toque muy sexy al igual que el cuero y la tela estampada, por el contrario, da un toque ingenuo muy atractivo. Los lugares donde colocarlos pueden ser los bolsillos, muslos, terminaciones finales, a modo de botamanga (inclusive se puede acortar el jean y hacerlo tipo pescador o boyfriend tejano).
  5. Desgastes y roturas: Cuando el jeans ya ha sufrido un poco de desgaste puedes aprovechar para desgastarlo más o hacerle roturas desflecándolos. El desgaste se puede realizar frotando el jean con una piedra que no tenga puntas (si sólo se quiere desgastar, las puntas de la piedra podrían romperlo).

De este modo vas a tener un jean para cada momento y vas a destacarte por tu gran creatividad y buen gusto.