Trucos de maquillaje en las adolescentes

Adolescente

Es normal para cualquier madre o padre sentir temor cuando su niña o jovencita quiere empezar a experimentar con maquillaje. La edad correcta, el cuándo y cómo no existe, lo que sí es primordial es orientarlas en el largo mundo de los productos de belleza. Si tu hija desea “sentirse arreglada” más allá de usar el clásico brillo labial, no te pierdas estos sencillos tips de maquillaje para adolescentes o principiantes.

Seamos honestas ,el rostro de una niña al comienzo de la pubertad puede ser perfecto o, por el contrario, con ligeros brotes de acné. Cualquiera que sea el caso, tu hija no necesita decenas de cremas o bases de maquillaje para una piel aterciopelada. Un hidratante en spray, como el agua de rosas, será más que suficiente para los días de calor o frio extremo.

En ocasiones especiales, quizás es permitido un hidratante con color súper ligero. Es recomendable permitirles destacar solo en eventos o fechas importantes. Sombras en crema o compactas–en tonos claros, neutros o hasta iridiscentes- le darán vida a la mirada de tu hija.

En el caso de que la adolescente tenga ojeras y quiera ocultarlas, puede usar también en esa zona corrector, como en el caso anterior, uno o dos tonos más claro que su propia piel, y extenderlo con cuidado en la zona debajo del ojo.

Para realzar la mirada de una chica joven no es preciso más que, como mucho, un poco de color en el párpado superior. En este caso es mejor elegir sombras de ojos que sean de tonos claros: rosa, azul, verde o beige. También es preferible que las chicas jóvenes no utilicen eyeliner porque les hará parecer mayores. Para acabar de dar profundidad a la mirada, pueden utilizar máscara de pestañas con cuidado de que estas queden separadas. Y si la adolescente tiene algo de ojeras, es preferible, para ocultarlas, que la máscara se la aplique solo en las pestañas superiores.

La piel de las jovencitas posee un blush natural, por ello no requieren grandes cantidades de rubor o colorete. Busca uno en crema ,rosas y duraznos son los tonos ideales, formulado sin químicos. ¿Por qué en crema? De todos los tipos de blush, este en particular ofrece una apariencia más impecable y sencilla. Para las pre-adolescentes o principiantes, es aconsejable no utilizar labiales en colores fuertes. Un brillo labial con color funcionará de maravilla.

Generalmente, los padres son más abiertos en cuanto a esmaltes ¡no es coincidencia ver a niñas de tres años luciendo uñas rojas!- sobre todo en verano, es permitido los tonos rojos, fucsias, naranja y azul. Existen, también, marcas especializadas en el mercado joven donde podrás encontrar desde stickers hasta lacas con purpurina o glitter.

El consejo más importante. Desde el principio deben acostumbrarse a retirar todo el maquillaje antes de ir a la cama. Desmaquillarse, limpiar, tonificar e hidratar la piel del rostro les ayudará a que su piel esté más saludable y tenga un aspecto más bello.