¡No te compares con las demás! Valórate y date tu lugar

La mayoría de las mujeres siempre se están comparando con las demás, gran parte de ellas quisiera tener más dinero, los mismos atributos, ser más bonita, delgada o talentosa. Lo mejor antes que esto es ser solo tú.

Todas las personas somos distintas en:

  • Color de pelo
  • Tipo de cuerpo
  • Altura
  • Personalidad
  • Muchas cosas más.

Si lees con atención y aplicas estos sencillos pasos, comenzarás a sentir que te quieres y te valoras más a ti mismo, en tan sólo unos días:

1. Valora Tus Propias Ideas: tu opinión tiene tanta validez como la de cualquiera. Sólo cuídate de NO ser desconsiderado o grosero con los demás. 

2. Valora Tus Decisiones Correctas: Felicítate por todos tus éxitos y logros.

3. Enfócate En Tus Cualidades Positivas: Acostúmbrate a dirigir tu atención hacia los aspectos más positivos de tu vida. 

4. Piensa Que Eres Tan Valioso Como Los Demás: Nunca te sientas menos valioso que otra persona. Piensa que todos los demás valen tanto como tú.

5. Busca Tu Propia Aprobación: No les des a los demás la oportunidad de influir en tus sentimientos hacia ti mismo.

6. No Te Compares Con Nadie: Al igual que cualquier otro ser humano del planeta, Tú Eres Único. Tú posees tus propias fortalezas y debilidades, así como tus talentos y tus destrezas individuales. 

7. Convéncete De Que Tú Vales Mucho: No caigas en el error de creer que tu valor como persona depende de lo hábil, inteligente o rico que seas.

Al compararte con alguien, evalúas tu persona, es hora de que dejes ese mal hábito, deja de lado lo que es mejor, lo que a los demás le gusta y no creas lo que esta bien o no en la moda. Nadie quiere verse igual a otra persona, por eso hay que dejar de compararse.

Cuando ves las revistas y ves a las modelos, lo primero que haces es verte al espejo y empiezas a sentirte mal contigo misma. Tu jamás serás como ellas y ellas jamás serán cómo tú. Desde ahora comenzarás a estar mejor de ánimo.

Al comparte con las demás pierdes la noción de quien eres en realidad. Si esto lo haces todo el tiempo, rápidamente te olvidaras de lo especial que eres.

Quiérete, ámate y no te compares con nadie. Se única y tu misma siempre, regalonéate y se feliz por todo lo que tienes: tu pelo, tu inteligencia, tu cuerpo y tu personalidad.