Problemas del exceso de cloro en piscinas

La irritación de los ojos y conjuntivitis son un problema común mientras dura la temporada de piscina. Pero para el oftalmólogo Antonio Cornejo, no sólo las infecciones pueden ser producidas por el exceso de cloro, sino que también pueden ser ocasionadas por virus, bacterias y amebas que se encuentren en cualquier tipo de agua que esté contaminada.

¿Tus ojos tienden a ponerse rojos e irritarse después de nadar en la piscina?

Esa es una reacción a las cloraminas, las cuales son compuestos químicos que empiezan a acumularse en la piscina cuando no ha sido limpiada adecuadamente.

“El exceso de cloro en las piscinas puede causar irritación de los ojos o conjuntivitis química. Esta se presenta con enrojecimiento, escozor, sensación de arenilla, hipersensibilidad a la luz y lagrimeo, pero también puede haber una secreción en el caso que el problema sea producido por bacterias”, asegura el oftalmólogo, Antonio Cornejo.

El cloro en las piscinas y las medidas de seguridad

  • La inclusión de cloro en las piscinas tiene como objetivo actuar como desinfectante.
  • Debe utilizarse cloro especial y no cloro a granel.
  • La cantidad a aplicar dependerá de diversos factores como la temperatura del agua, la extensión de la piscina, la presencia de rayos solares y la introducción de otras sustancias químicas en el agua.

El especialista agrega que: “No sólo el cloro de las piscinas produce patologías. También se debe tener cuidado con las aguas sin tratar de algún río, mar o lago, ya que pueden ser un foco de infección. Éstas pueden ser ocasionadas por virus, bacterias y amebas si las aguas están contaminadas”.

Infecciones oculares por cloros en las piscinas

En el caso de las personas que utilizan lentes de contacto son las más susceptibles de sufrir una infección ocular, debido a que los patógenos se adhieren a la lente con cierta facilidad, es por eso que el especialista indica que: “Lo ideal es que las personas no utilicen lentes de contacto en las piscinas, ojalá nunca sumergirse con ellos”.

Recomendaciones

  • No  realizar baños muy prolongados.
  • Evitar tragar agua.
  • Preferir piscinas al aire libre.
  • Usar gafas para el agua y el sol.
  • Utilizar protectores solares y zapatillas de goma.