Adiós a las marcas de por vida

prod-prosil_adul-alta-1

Las marcas en la piel tienen un efecto importante en la vida de las personas. Son incomodas, antiestéticas y en algunos casos limitan la funcionalidad y movilidad de algunas partes del cuerpo. Muchos buscan ocultarlas y disimularlas, sobre todo si se han vuelto anormales, como por ejemplo un queloide.

Al no poder borrarse ni eliminar por completo, sí se pueden prevenir y hacer menos visibles. El dermatólogo recomienda “no apretarse ningún lesión que sobresalga en la piel. Si se realizó una cirugía y al estar de alta el paciente nota algún aumento de volumen, consultar siempre con un especialista, quien evaluará el tratamiento a seguir”

En cuanto a las alternativas y tratamientos que existen, podemos encontrar el uso de corticoides, intervención de rayo láser, vendajes, entre otros; actualmente y luego de diversas pruebas clínicas y estudios, se ha comprobado que el uso de gel o crema de silicona médica, aplicada directamente sobre la marca es altamente eficaz, obteniendo buenos resultados. El gel de silicona se puede encontrar en formato pomada, crema, parche o barra, este último es el nuevo tratamiento Prosil, de suave aplicación  que ayuda a evitar la formación de grandes cicatrices y disminuir, incluso aquellas con más de 10 años antigüedad.  Ideal para aplicar en la cara, para marcas de acné o pestes, y en el resto del cuerpo, como manos, hombros, cuellos y orejas. Su versión Kids, es perfecta para evitar grandes marcas en lactantes y niños. Su formula patentada permite una encapsulación del sitio dañado, otorgando el ambiente ideal de oxigeno y humedad que el proceso de cicatrización necesita, logrando aplanar y ablandar queloides, devolviendo el volumen normal a la piel. La barra de silicona debe ser aplicada 3 veces al día (cada 8 horas) durante 8 a 12 semanas.