Se gastó el dinero de la graduación y dejó a sus compañeras sin fiesta, vestidas y alborotadas

se_gasto_dinero_graduacion_crop1531258585269.jpg_1834093470
La encargada de hacer los pagos se habría gastado unos 150 mil pesos.

En redes sociales circula la historia de unos estudiantes de enfermería que se quedaron sin fiesta de graduación porque una de sus compañeras no hizo los pagos correspondientes.

Al parecer los estudiantes del 808 de esta carrera de la Universidad Autónoma de Sinaloa, en México, encomendaron la organización a una de sus compañeras de clase, de nombre Diana, quien tenía el dinero de la cooperación para la fiesta, el cual cubriría los gastos del salón y el grupo musical, entre otros detalles.

Pero el viernes 7 de julio, día de la graduación, Diana apareció en la misa (sin su vestido de fiesta) para avisarle a sus compañeros que no habría fiesta, ya que le habían clonado las tarjetas y que por ello no hizo el pago del salón y la banda.

Obviamente sus compañeros, y los familiares de éstos, le reclamaron a la joven. En un video publicado en Facebook se ve cómo encaran a Diana, y la acusan de que les debió haber avisado, al menos, con un día de anticipación para evitar gastar en el maquillaje y peinado.

Los papás de Diana se enteraron del dinero que gastó su hija unas horas antes del evento, así que la obligaron a asistir a la misa para que diera la cara.

Todos los que ya se habían preparado para la fiesta no podían creer lo que estaba pasando y se organizaron para llevarla a la Procuraduría y demandarla por fraude. Ahora, la joven deberá pagar un total de 400 mil pesos, que incluye los gastos de la fiesta, el daño moral e indemnización a todos sus compañeros; dinero que deberá cubrir en una semana.

En redes sociales también circulan unas capturas de pantalla de una conversación de WhatsApp en la que explican qué fue lo que pasó con el dinero de la graduación de la generación 2014-2018 de la escuela de Enfermería.

Supuestamente, Diana se gastó el dinero de sus compañeros en playeras, tratamientos de mesoterapia, comidas en un restaurante de lujo y otros lujitos.

Ante la tristeza y el enojo de los alumnos de Enfermería, algunas estéticas, pastelerías, salones e incluso músicos se unieron para llevar a cabo la fiesta del 808 de la Universidad Autónoma de Sinaloa.