¡Empate! Las 2 mejores dietas para hacer en 2018, según una investigación

Female athlete training in the gym on the olympic rings.

El 2018 ya tiene no solo una… ¡sino 2 dietas ganadoras! Y es que si uno de tus propósitos fue darle un giro a tu alimentación, hay dos planes que te ayudarán no solo a mejorar tu salud, sino a bajar esos kilitos de más, según la investigación realizada por Health US News, la cual empató las siguientes dos gracias a su efectividad.

¿La primera? Fue la dieta DASH, que según sus siglas en español –Enfoques Alimenticios para Detener la Hipertensión-, fue creada para vencer esta enfermedad y de paso eliminar la grasita acumulada, evitando la sal a toda costa.

Esta dieta consiste en bajar la presión arterial con comida rica en potasio, calcio, proteína y fibra comiendo frutas -con moderación-, verduras, proteína, leche baja en grasa.

¿Lo que está prohibido? El veneno para el cuerpo, según esta dieta, es la sal, por lo que se debe eliminar por completo del plan alimenticio. A esto se le suma el azúcar, los alimentos grasosos y el alcohol.

Los platillos comunes en esta dieta son los omelettes, sándwiches de pollo con ensalada, sopa minestrone (hecha en casa y sin nada de sal), yogur, espagueti con albóndigas a la bolognesa, y smoothies hechos con leche de soya.

¿La segunda dieta a probar este 2018? La dieta mediterránea, que consiste en comer grasas buenas que se pueden encontrar en los pescados -como el salmón-, el aguacate, aceite de olivo, nueces, entre otras más.

Y aunque se podría pensar que las grasas crean lonjitas, las investigaciones han encontrado que las buenas ayudan a prevenir enfermedades como la diabetes, además de potenciar la pérdida de peso.

Esta dieta le da preferencia a los mariscos ante la carne, además de integrar frutas, verduras, granos, leguminosas y huevos. ¿Lo mejor para algunos? Que a diferencia de la primera, ésta sí permite tomar solo un vaso de vino en las mujeres y dos los hombres.

Pero… ¿por qué estas dietas fueron las ganadoras absolutas del 2018? Todo gracias a ser bastante fáciles de seguir, esto al no cambiar tanto la alimentación promedio.

Estas dos dietas no perjudican la salud de nadie -y tampoco te dejarán con hambre-, además, se realizan rápido y no son nada caras como otras.

Y tú… ¿cuál de las 2 te decidirás a probar?

Fuente: mx.hola.com